Las ventajas de contratar un seguro a través de una correduría

¿Estás valorando contratar un seguro y no sabes si acudir a una correduría o a una entidad aseguradora? No lo dudes más, a continuación te explicamos todas las ventajas que tiene confiar en una correduría.

Y es que encontrarás que al optar por este proceso en el momento de encontrar el seguro perfecto para ti, disfrutarás de beneficios que ni siquiera antes conocías.

Muchos clientes optan por las corredurías debido al trato cercano y personalizado que ofrecen sus profesionales, mientras que otros encuentran que los descuentos obtenidos bien merecen la pena. Algunos, incluso, prefieren evitar gestiones y dejar que la correduría se encargue de todo.

¿Qué es lo que buscas cuando quieres un seguro para tu vida? ¿Crees que lo tienes tan claro para ir a una entidad aseguradora o es mejor consultar a un experto? ¿Cuántas veces has lidiado con esas pequeñas lagunas en el contrato que te acaban sacando de quicio?

Aquí tienes las 8 ventajas más importantes que te ofrece una correduría de seguros. Una vez las hayas leído, no tendrás dudas de qué es lo que debes hacer.

Las 8 principales ventajas de confiar en una correduría de seguros

Es muy probable que haya muchas más, pero para resumir aquellas que mayor impacto tienen en el bienestar y la satisfacción de los clientes de las corredurías de seguro, las hemos resumido en 8.

Independencia y gran abanico de ofertas de seguros

Las corredurías de seguro no se casan con ninguna entidad aseguradora. Esto quiere decir que conocen todas las ofertas de pólizas de seguro del mercado, de forma independiente a qué compañía pertenezcan.

Esto consigue que sus ingresos no dependan de las comisiones recibidas por una sola de ellas, logrando que puedan ser capaces de asesorar y negociar seguros con total independencia económica.

Gracias a ello, siempre que vayas a buscar un seguro específico para cualquier circunstancia personal, ya sea de salud, hogar o coche, la correduría de seguros valorará los que mejor encajen con tu perfil y no te ofrecerá solo unos.

 

Asesoramiento centrado en la persona y en su objetivo

Cuando comienzas a acudir a una correduría para conseguir tus seguros, estas se centran en conocerte a ti y tus circunstancias. Así son capaces de crear un perfil de riesgo, necesidades y capacidad económica para encontrar el tipo de seguro que más se adapte a ti.

Es decir, que te escucharán y analizarán todo lo que tienes que decirles para poder obtener la póliza que cumplan con todas tus expectativas, algo que los agentes de seguros o las propias entidades no son capaces al tener menos margen de maniobra al elegir una póliza.

Aunque no tengas muy claro qué seguro buscas, los profesionales de las corredurías de seguros dispondrán todo su conocimiento a tu favor para que juntos podáis encontrar aquel que más te interese.

 

Honestidad en los detalles de los contratos, sin letra pequeña

Al ser una empresa independiente a las entidades aseguradoras, las corredurías de seguro no tratarán de ocultar nada ni empequeñecer algunas circunstancias que te pueden dejar desprotegido. Es más, esto es algo protegido por ley.

Aunque no quieras leerte la letra pequeña, podrás preguntarle todo a tu corredor de seguros de confianza. Él te explicará todos los detalles de los seguros antes de firmar nada, por lo que tendrás la certeza del 100% de lo que estás contratando.

La correduría de seguros también estará siempre a tu disposición para solventar cualquier duda que tengas respecto a tu seguro, por lo que nunca te faltará información sobre qué circunstancias tienes cubiertas y todo lo que debes hacer para disfrutar de dicha protección.

 

Gestión integral, eficaz y durante toda la vigencia del seguro

Con la correduría de seguros no tendrás que preocuparte de nada durante la vigencia del contrato del seguro, ya que ellos se encargarán de realizar todas las gestiones pertinentes mientras no quieras cambiar de póliza.

Es decir, que ante cualquier incidencia que te ocurra y pueda ser cubierta por tu seguro, podrás ponerte en contacto con la correduría de seguros para que ellos gestionen las incidencias por ti.

Gracias a su dilatada experiencia y profesionalidad podrás reducir al mínimo todos los percances y preocupaciones del día a día. Con solo una llamada ellos trabajarán al 100% para que todo vuelva a la normalidad.

 

Negociación y representación ante la entidad aseguradora

La correduría de seguros va a ser el mediador entre tu entidad aseguradora, con la que tienes contrato, y tú.

Esto ayudará a que el poder de negociación sea mucho mayor, consiguiendo contratos con ahorro económico y capaz de movilizar los recursos de la entidad con más rapidez.

Durante la negociación del contrato, la correduría podrá ofrecerte seguros con descuentos que, de forma personal, sería imposible lograr.

Y es que el tener un trato continuado con diferentes entidades aseguradoras y ser una de las principales fuentes para clientes es algo que se tiene mucho en cuenta.

Y cuando tengas una accidente o algún problema que requiera de la activación de los recursos del seguro, no tienes que llamar a la compañía aseguradora; podrás tramitar todo lo que necesites a través de los corredores de seguros, obteniendo una atención al cliente de calidad.

 

Ahorro de tiempo durante la búsqueda del mejor seguro

Puedes plantearte coger todos los panfletos de las compañías aseguradoras que conozcas. Incluso abrir todas sus páginas web en diferentes pestañas del navegador.

Pero realizar un sesudo análisis de cuál es la mejor opción para ti va a requerir muchas horas de tu preciado tiempo.

Por eso, cuando acudes a una correduría de seguro te apoyas en la experiencia y el conocimiento de los profesionales dedicados a ello. En menos de lo que te imaginas serán capaces de conseguir un puñado de pólizas que encajen con todas tus necesidades.

Olvídate de estar varios días rebuscando en las páginas web, creando complicados archivos Excel para hacer números y estresarte por un seguro. Confiar en una correduría de seguros te hará la vida más simple y más fácil.

 

Seguros más baratos que por contratación directa

Como ya hemos dicho, el poder de negociación que tiene un corredor de seguros es muy superior al de una persona normal. Por esta razón es capaz de conseguir pólizas con importantes descuentos, ya sean de una u otra entidad aseguradora.

Gracias al poder contratar una gran cantidad de seguros para muchas personas, las compañías encuentran una gran oportunidad para conseguir clientes de forma sencilla. Y de mientras, tú te beneficias de seguros más baratos.

Esto es muy interesante cuando se tratan de seguros para trabajadores de una empresa, consiguiendo que el empresario se vea beneficiado si está realizando una política de retribución flexible donde ofrece a los empleados seguros, vales comida y otros tipos de pago en especie.

 

No tienes que pagar comisiones por el servicio

Sí, las corredurías de seguro no te van a cobrar nada por su asesoramiento y trabajo de contratación. Las comisiones que ganan son obtenidas de las propias entidades aseguradoras, con las que están haciendo clientes de forma constante.

Esto tampoco quiere decir que el pago mensual que realices por tu seguro se vea afectado por dichas comisiones. De todas maneras, piensa que siempre obtendrás un beneficio económico y una asistencia de calidad mientras confíes en una correduría de seguros.

Y si tras el asesoramiento no lo tienes claro, no te sientas mal por no contratar ningún seguro. Los profesionales también son personas y entienden que puedas tener dudas o no estés del todo convencido de los productos que se ofrecen.

 

La experiencia de los clientes de corredurías de seguros, las ventajas avaladas

¿Cuántas veces has escuchado que alguien ha tenido que llamar varias veces y pelearse con la atención al cliente de su compañía aseguradora? En internet hay centenares de casos, e incluso puede que le haya tocado a algún conocido. Incluso a ti mismo.

Y es que este incómodo momento puede superarse gracias a tener una mediación de seguros gracias a una correduría. Ellos te representarán en todo momento, evitando que el estrés, la ansiedad y el malestar sean un enemigo más para tu mal día.

Muchas personas que confían en una correduría de seguros destacan esta especial circunstancia, ya que es en la que peores ratos han pasado y les han hecho sentir desamparados pese haber estado pagando cada mes.

La cercanía, la honestidad, la asistencia personalizada y la gestión activa cuando más lo necesitas son las ventajas más valoradas por los clientes de las corredurías de seguros. Además de conseguir interesantes descuentos económicos en algunas pólizas.

No lo dudes más: en el caso de que necesites encontrar un seguro para toda la vida, confiar en una correduría de seguros es fundamental para conseguir tu completa satisfacción.

En Correduría de Seguros Comin nos avalan casi 100 años de experiencia en el mundo de los seguros, por lo que dispondrás de un servicio profesional, de calidad y muy cercano para que encontremos el seguro que tú necesitas.